• Tarda, pero llega...!
  • Somos Grupo 15

que no nos quiten la alegría

AFASSE DESPIDE EL 2013
VIERNES 20 Hr 21
DISCOTECA
JUEGOS PARA NIÑOS
SALON Pontevedrés
Francisco Gómez 965 casi Agraciada
Un acompañante por socio $400; 12 años menores gratis.
BRINDAMOS POR UN 2014 MÁS JUNTOS QUE NUNCA

read more →

sentencia, la suprema se expidió

 

C. N° 5035/2013

Suprema Corte de Justicia
DIRECCIÓN Pasaje de los Derechos Humanos 1310

CEDULÓN

ACOSTA FALERO, LAURA Y OTROS
Montevideo, 1 de noviembre de 2013

En autos caratulados:
ACOSTA FALERO, LAURA Y OTROSC/COMISION DE APOYO DE PROYECTOS ASISTENCIALES ESPECIALES DE LA
Ficha 2-42826/2012

Tramitados ante esta Sede se ha dispuesto notificar a Ud. la providencia que a continuación se transcribe:

//tencia No. 527 MINISTRO REDACTOR: DOCTOR JULIO CÉSAR CHALAR Montevideo, treinta y uno de octubre de dos mil trece VISTOS: Para sentencia definitiva estos autos caratulados: “ACOSTA FALERO, LAURA Y OTROS C/ COMISIÓN DE APOYO DE PROYECTOS ASISTENCIALES ESPECIALES DE LA U.E. 068 – A.S.S.E. Y OTRA – DEMANDA LABORAL – CASACIÓN”,. RESULTANDO: I) Por Sentencia Definitiva de Primera Instancia dictada por el Juzgado Letrado del Trabajo de 12do. Turno con el No. 13/2013 se falló: “Rechazando las excepciones de caducidad y de falta de legitimación pasiva opuestas por A.S.S.E. Acogiendo la demanda y en su mérito condenando solidariamente a las demandadas a pagar a los actores los rubros: diferencias salariales por aumentos no abonados, compensación de trabajo en C.T.I., complemento de licencia, diferencia de nocturnidad, antigüedad e incidencias, según liquidación de la demanda teniendo presente las modificaciones indicadas en el Considerando VI), reajustes, multa en la forma establecida en el Considerando VIII), intereses, 10% por concepto de daños y perjuicios, sin especial condena. Debiendo efectuarse los descuentos legales correspondientes (BPS, IRPF)...” (fs. 357 y ss.). II) En segunda instancia entendió el Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 4to. Turno, y por Sentencia SEF 0511-000172/2013 dispuso: “Confírmase la sentencia apelada, salvo en lo que hace a la condena al pago de compensaciones por antigüedad, diferencias por nocturnidad y por complemento de licencia, así como sus incidencias, que se revocan y se absuelve a la parte demandada de dichas condenas...” (fs. 414 y ss.). III) La representante de la parte actora interpuso recurso de casación (fs. 429 y ss.) y sostuvo, en lo medular, que: la sentencia en recurso aplica incorrectamente las normas de derecho. El reclamo de autos se fundó en el hecho de que todos los actores son trabajadores de la salud que cumplen funciones en la Administración de Servicios de Salud del Estado, para lo cual fueron contratados por la Comisión de Apoyo, desempeñándose en el Hospital de Florida. Los actores no son funcionarios públicos y por lo tanto sus contratos de trabajo han de regirse por lo dispuesto en el Laudo del Grupo 15 de la Salud. En las normas del mencionado Laudo se encuentra previsto el pago de las compensaciones reclamadas. En forma subsidiaria y para el caso de que la Sede a-quo no compartiera la posición sustentada por los trabajadores, se reclamó que se aplicara el Decreto No. 463/006 referente al acuerdo logrado en los Consejos de Salarios del Grupo 20 (artículo IX). Según la atacada, a los reclamantes corresponde la aplicación del Laudo del Grupo 20 por cuanto la Comisión de Apoyo se encuentra categorizada en dicho grupo. A juicio de los recurrentes, dicha afirmación es errónea dado que no existe resolución alguna del Poder Ejecutivo que lo haya determinado. Ubicar a las demandadas en el Grupo 20 supone aplicar en forma errónea el derecho. Los impugnantes señalan que se desempeñan en el Hospital de Florida, la demandada A.S.S.E. es prestadora de salud, y la Comisión de Apoyo colabora con dicha actividad. El Tribunal de Apelaciones interpreta el Convenio del Grupo 20 de forma tal que excluye de determinados beneficios a trabajadores cuyas categorías no se encuentran en dicho laudo y que, por remisión, deben regularse conforme a las reglas del Grupo 15. Expresan además los recurrentes, que los agravia el apartamiento del Tribunal del principio protector, que dicta que ha de aplicarse a los trabajadores la norma más beneficiosa, esto es, el laudo del Grupo 15. Solicitan a la Corporación que confirme el pronunciamiento de primera instancia. IV) Por su parte la representante de la Comisión de Apoyo de Proyectos Asistenciales Especiales de A.S.S.E. (U.E. 068) evacuó el traslado del recurso de casación abogando por su desestimatoria (fs. 438 y ss.). V) Recibidos los autos por la Corporación (fs. 450), se confirió vista al Sr. Fiscal de Corte por el término de treinta días, el que por Dictamen No. 3427/2013 (fs. 457) nada observó respecto del recurso interpuesto. VI) Por Auto No. 1790/2013 de fs. 459, pasaron los autos a estudio para sentencia, la que se dicta en forma legal y oportuna. CONSIDERANDO: I) Que la Suprema Corte de Justicia, por unanimidad, desestimará el recurso de casación interpuesto, por los fundamentos que se pasan a exponer. II) Los recurrentes fundan su impugnación en lo que –a su juicio– supone una errónea aplicación del derecho por parte del Tribunal de Apelaciones, en tanto revoca la condena a la parte demandada, al pago de compensaciones por antigüedad, diferencias por nocturnidad y por complemento de licencia e incidencias, absolviéndola en su lugar. Los accionantes fueron contratados por la Comisión de Apoyo y cumplen funciones en A.S.S.E. desempeñándose como auxiliares de enfermería y de servicios en el Centro de Cuidados Intensivos y en la Emergencia del Hospital de Florida. Invocan como incorrectamente aplicado a su respecto, lo dispuesto en el Laudo correspondiente al Grupo 20, debiéndose aplicar en su lugar, aquello que estipula el Laudo regulatorio del Grupo 15, relativo a la salud. III) Cabe señalar, que tal y como fuera mencionado por la Sala en su sentencia en recurso, la Suprema Corte de Justicia ha analizado la temática referente a la determinación del Grupo de Actividad de los Consejos de Salarios a que pertenecen los empleados de las denominadas Comisiones de Apoyo de Proyectos Asistenciales Especiales de A.S.S.E. (U.E. 068). En Sentencia No. 300/2009 ha dicho en términos enteramente trasladables al presente, con las naturales adecuaciones, que: “(...) la Comisión creada por Resolución ministerial No. 312 de fecha 16 de junio de 1993, conforme a lo dispuesto por la Ley No. 16.002 y el Decreto No. 189/90 para el mejoramiento de la gestión de áreas hospitalarias, según proyectos de mejoramiento a instancia de A.S.S.E. (M.S.P.), extendiéndose la gestión no sólo al programa de los centros de tratamiento intensivos de los principales hospitales del departamento de Montevideo, en donde se originó, sino también está desarrollando las áreas de Puerta de Emergencia de dichos hospitales, Traslados Especializados, Laboratorio, Imagenología, C.T.I., Centro Departamental de Florida, Salto, Paysandú y Tacuarembó, U.M.I. (Unidad Materno Infantil Centro Hospitalario P. Rossell), Sistema de Atención y Traslado, existiendo 24 Proyectos de ejecución. Conforme a lo cual la Comisión no presta servicios de salud directamente, sino que apoya la gestión hospitalaria de la unidad ejecutora en cuestión, siendo su deber aplicar los fondos públicos en beneficio del servicio prestado. Teniendo en cuenta lo antedicho, y de acuerdo al grupo en el que ha sido clasificada la empleadora, en el caso el grupo 42, conforme surge de la documentación obrante en autos, cumplió con las obligaciones a su cargo, pagando los rubros correspondientes a su actividad”. IV) Ahora bien, los accionan-tes promovieron su reclamación invocando la aplicación subsidiaria de lo dispuesto por el artículo IX del Decreto No. 463/006 en tanto señalan que en el Laudo aplicable al Grupo 20 no existen las categorías de auxiliar de enfermería de C.T.I. ni de emergencia, con lo que a su juicio, vuelve a resultar de aplicación lo preceptuado en el Laudo correspondiente al Grupo 15. A este respecto ha dicho esta Corte en Sentencia No. 300/2009, que: “[c]on relación a la errónea inclusión de una determinada función en una categoría a la que no pertenece, o la falta de determinación de su correspondencia con los grupos estructurados por actividad, esta Corporación ha señalado en la sentencia cit. así como en Sentencia No. 64/2006, refiriéndose a otra categoría pero que resulta trasladable ‘mutatis mutandi’ al subexamine, lo siguiente: ‘Ciertamente la categoría de ‘médico de emergencia móvil’ no fue definida en la legislación, ni en los laudos del sector. No obstante, aun en los supuestos de funciones no categorizadas, es arreglado a derecho, buscar la solución dentro del grupo de actividad a que pertenece el trabajador’, expresando: ‘Sin embargo, la circunstancia de estar equiparados a la categoría de médico de urgencia (fundamento utilizado por ambos órganos de mérito para hacer lugar al reclamo de horas extra), por sí sola, no es suficiente para sustentar la condena por diferencia de salarios’. Por lo que, no obstante ser cierto que la errónea calificación de un grupo de actividad podría ser susceptible de ser revisada en casación, no corresponde en autos, como lo señala correctamente la Sala, porque las diferencias que ahora se cuestionan en casación han sido consideradas en los convenios colectivos suscritos por las partes, por lo que las reclamaciones formuladas implican un claro desconocimiento de lo acordado en los mismos”. V) Con respecto a la antigüedad, se coincide con el Tribunal de Apelaciones cuando explicita que “para el Grupo 20 está específicamente regulada por el Decreto No. 630/990, interpretado por Convenio de acta de fecha 22 de octubre de 2007 ante DINATRA, pero no se reclamó en base a éste, lo que determina la improcedencia del reclamo pues fue computada, como está regulada para el Grupo 15. La nocturnidad prevista para el Grupo 20 está regulada por Decreto No. 3/87 publicado en el Diario Oficial del 27/2/1987, en la que se establece una compensación del 20%, por lo que no se ha generado ninguna diferencia. Lo mismo ocurre con la licencia, pues para el Grupo 20 está regulada en 25 días y no en 30”. En función de lo anteriormente expresado se entiende ajustada a derecho la decisión adoptada en la sentencia impugnada cuando desestima la demanda teniendo en cuenta que cuando se suscitaron diferencias entre las partes, se fueron superando a través de acuerdos en el ámbito administrativo y no reflejan las mismas, que el marco regulador lo fuese el que entiende la parte actora integrar. Por lo expuesto, la Suprema Corte de Justicia, por unanimidad, FALLA: DESESTÍMASE EL RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO, SIN ESPECIAL CONDENACIÓN PROCESAL. OPORTUNAMENTE, DEVUÉLVASE. DR. JORGE RUIBAL PINO PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DR. JORGE T. LARRIEUX RODRÍGUEZ MINISTRO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DR. JORGE O. CHEDIAK GONZÁLEZ MINISTRO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DR. RICARDO C. PÉREZ MANRIQUE MINISTRO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DR. JULIO CÉSAR CHALAR MINISTRO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DR. FERNANDO TOVAGLIARE ROMERO SECRETARIO LETRADO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA

read more →

AFASSE Denuncia

Montevideo 5 de diciembre de 2013.

AFASSE denuncia la existencia de un “agujero negro” en ASSE donde se pierden millones de pesos mensuales en reclamos laborales, dineros caros para la atención en salud.

Existen 6 mil trabajadores dependientes de la Comisión de Apoyo de ASSE (C. de A.) a los cuales no se les respetan sus derechos laborales por desidia de ASSE que ha trancado todo intento de una negociación racional.

Desde el 2008 nuestro gremio ha solicitado la instalación un ámbito de negociación que permitiera regularizar la situación de quienes trabajamos como dependientes de la C. de A., el Decreto 463/06 establece en su Art. 9, (disposiciones generales se establece que: “los cargos que no estén contemplados en éste laudo y referidos a funciones deportivas, educativas, enseñanza, SALUD,…serán remunerados de acuerdo a lo fijado por los grupos de consejos de salarios de dichas categorías”).

ASSE no solo se negó a negociar, sino que, se negó a dar cumplimiento a dicho Decreto, motivo por lo cual y ante la pasividad del Ministerio de Trabajo, debimos judicializar nuestros reclamos.

La Suprema Corte se expidió y en sentencia de casación determina la procedencia y aplicación del referido Decreto, condenando al pago de rubros negados por ASSE.

Hoy, mas allá de los reclamos establecidos gremialmente vemos con asombro, como asesores jurídicos del Directorio de ASSE plantean centenares de reclamos que terminan en acuerdos monetarios que no solucionan el problema de fondo, sino que establecen una noria de nunca acabar.

"Inevitablemente, en el correr de nuestro tiempo histórico se han ido generando formas parásitos de picapleitos, que viven escudriñando los intestinos al Estado y terminan robándole suculentas sumas al Estado en este camino…” José Mujica

Ante la pasividad del MTSS y desidia de ASSE, promovimos una reunión con el Director de DINATRA, Luis Romero, para intentar dar una solución definitiva a este problema, quienes nos manifiestan que tienen que “negociar” con el Ministerio de Economía y ASSE.

read more →

Sentencia

CEDULÓN
ZUNINO, MAURICIO;BARRERA MORANTE, VERONICA;BENTOS RIVERO, MARIA;BLANCO PRUENCE, PAMELA;CARACHUELA CRISTOBAL, SONIA;FERNANDEZ SOSA, KARINA;FLEITAS, MARIA;FORTUNATTO, ALICE;MURU PEREZ, MARIA;PEREZ CABRERA, ELIDA;PEREZ ROSAS, DANIEL;PESOA DUFOUR, VANESSA;RAMALLO LUCAS, GABRIELA;REBELLATO, MARIA;RODRIGUEZ SOSA, FLOR DE LIZ;ROJAS, LOURDES;ROMANO MAGARIÑOS, SUSANA;SOSA MACEDO, MARCELA;TANCREDI, MARIA
MONTEVIDEO 29 de agosto de 2013.
En autos caratulados BARRERA MORANTE, VERONICA Y OTROS c/ COMISION DE APOYO DE PROYECTOS ASISTENCIALES ESP. DE LA UE 068 ASSE Y OTRO-DEMANDA LABORAL
Tramitados ante esta Sede se ha dispuesto notificar a Ud. la/s providencia/s que a continuación se transcribe/n:
DFA-0511-000338/2013, DFA-0511-000338/2013 SEF-0511-000263/2013 Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 4 Turno BARRERA MORANTE, VERONICA Y OTROS c/ COMISION DE APOYO DE PROYECTOS ASISTENCIALES ESP. DE LA UE 068 ASSE Y OTRO-DEMANDA LABORAL TRIBUNAL DE APELACIONES DEL TRABAJO DE 4º TURNO MINISTRO REDACTOR: DR. JOSÉ ECHEVESTE COSTA. MINISTROS FIRMANTES: DR. JOSÉ ECHEVESTE COSTA. DRA RITA PATRÓN. DR. ADOLFO FERNÁNDEZ DE LA VEGA. Montevideo, 27 de agosto de 2013. VISTOS EN EL ACUERDO: Estos autos caratulados: ???BARRERA MORANTE, VERONICA Y OTROS C/ COMISION DE APOYO DE PROYECTOS ASISTENCIALES ESP. DE LA UE 068 ASSE Y OTRO. - PROCESO LABORAL ORDINARIO, LEY 18572??? IUE:0002-009817/2012, venidos en apelación del Juzgado Letrado de Primera Instancia de Trabajo de 9º turno. RESULTANDO: 1) La Sala acepta el relato de antecedentes procesales que se consignan en la sentencia apelada procediendo al dictado de la presente. 2) Por sentencia Definitiva de Primera Instancia Nº 75/2012 de fecha 04 de setiembre de 2012, se acogió la demanda y en su merito se condenó a las demandadas a abonar a los actores: Barrera Morante $..., Blanco Pruence $,,,, Bentos $,,,, Carachuela $..., Fernandez Sosa $..., Fleitas $..., Fortunatto $..., Muru $..., Perez $..., Alexander Perez $..., Pesoa $..., Ramallo $..., Rebellato $..., Rodriguez $..., Rojas $..., Romano $..., Sosa $..., Tancredi $... y Zunino $.... Las sumas que anteceden se actualizaran y se adicionaran intereses hasta la fecha de su pago efectivo. Se condeno a las demandadas de conformidad con el laudo del grupo 15. Costas de cargo de la demandada y costos por su orden. (fs. 574 a 591). 3) El representante de la parte demandada, interpuso el recurso de apelación contra la sentencia definitiva, agraviándose en cuanto a que: A) se rechazó la excepción de falta de legitimación pasiva. Se condenó a ASSE en el entendido que existe junto con la comisión de apoyo una especie de empleador complejo. C) Se rechazó la excepción de caducidad. D) La sentencia no refiere a la retención de cargas tributarias. (fs. 595 a 597 vto). 4) El representante de la parte actora, interpuso el recurso de apelación contra la sentencia definitiva, agraviándose en cuanto a que:A) No se hizo lugar a la actora Maria Cristina Muru, la totalidad de los rubros reclamados. ... C)Que la sentenciante no haya considerado la omisión de la contraria en contestar este aspecto de la demanda.(fs. 600 a 602). 5) El representante de la parte co-demandada, Comisión de Apoyo, interpuso el recurso de apelación contra la sentencia definitiva, agraviándose en cuanto a que:A) No es competencia de la Sede Judicial determinar el grupo de actividad al que pertenecen los actores. Que no pondera en debida forma la relación estatutaria reglada conforme las particularidades de su naturaleza de todo acuerdo a Convenios Colectivos suscritos en legal forma. C) Que se entienda que se deba abonar los rubros salariales. D) La prueba de autos no fue objeto de valoración por parte de la sentenciante. (fs. 604 a 606) 6) Por decretos Nº 1657/2012 de 13 de setiembre de 2013, Nº 1687/2012 de fecha 18 de setiembre de 2012, y Nº 1716/2012 de fecha 21 de setiembre de 2012 se confirió traslado de los recursos interpuestos, por el término legal (fs.599, 603 y 607 respectivamente), los que fueron evacuados de fs. 611 a 611 vto, 614 a 618 Y 619. 7) Por auto Nº 1968/2012 de fecha 26 de octubre de 2012 se franqueó la alzada (fs. 621) y por oficio de la ORDA de fs 626 se asigno competencia en segunda instancia al Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 1º Truno. El Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 1º Turno por sentencia definitiva 0012-000003/2013 de fecha 6 de febrero de 2013 declaró desistidos sendos recursos de apelación deducidos por ASSE y por la Comisión de Apoyo de Programas Asistenciales Especiales de la UE 068 Administración de los Servicios de Salud del Estado por la parte demandada. Amparo el recurso de apelación deducido por la co-Actora Maria Cristina Muru y en su merito condeno a abonarle los créditos de conformidad con la liquidación de la demanda. Costas y costos a cargo de la demandada.(fs. 630 a 633 vto). 9) El representante de la parte co-demandada, Comisión de Apoyo, interpuso recurso de casación contra la sentencia definitiva de Segunda Instancia Nº 0012-000003/2013, fs 637 a 642 vto. 10) Por decreto Nº 0012-00015/2013 de 6 de marzo de 2013 se confirió traslado del recurso de casación interpuesto, por el término legal (fs.644) el que fue evacuado a fs 648, 650 a 654 vto. 11) Por auto Nº 0012-00029/2013 de fecha 3 de abril de 2013 se concedió el recurso de casación interpuesto para ante la Suprema Corte de Justicia disponiéndose la elevación de los autos en la forma de estilo. Fs. 657. 12) Por sentencia Nº 317/2013 de 25 de julio de 2013 la Suprema Corte de Justicia anulo la sentencia impugnada por vicio de forma y, en su mérito, ordeno remitir el expediente al Tribunal de Apelaciones de Trabajo que deba subrogar al que se pronuncio, sin especial condenación procesal, fs. 673 a 681. 10) Llegados los autos al Tribunal con fecha 9 de agosto de 2013 se señaló fecha de acuerdo y se dispuso el pase a estudio (fs. 694). CONSIDERANDO: I)Este Cuerpo, manteniendo la jurisprudencia del Tribunal en casos similares, en el sentido que arribar a un pronunciamiento parcialmente confirmatorio del recurrido en cuanto hace a la desestimación de las excepciones de falta de legitimación pasiva y caducidad interpuestas por la codemandada ASSE, así como por la condena a las diferencias de salarios y compensación por área cerrada o trabajo en C.T.I., pero corresponde por el contrario revocar, la condena al pago de compensación por antigüedad, complemento de licencia y de diferencias por nocturnidad, y sus incidencias, ya que solamente son aceptables los agravios deducidos referentes a los mismos, como además el que establece que deberá precisarse que corresponderá retener de las sumas nominales objeto de condena los porcentuales correspondientes a los aportes previsionales e impositivos para verterlos a los organismos correspondiente. También corresponde amparar al recurso de apelación interpuesto por la co actora Sra. María Cristina Muru y en su mérito condenar a las codemandadas en forma solidaria a abonarle los créditos que reclama por 9 días de salarios impagos, canasta de tickets, efectivo y partida extraordinaria de conformidad con la liquidación que realiza en la demanda. II) se analizarán los agravios coactora Sra. María Cristina Muru (fs. 600-602). Esta coactora en definitiva se agravia porque la sentencia entendiendo erróneamente que ya se habían abonado, no hace lugar a su pretensión de condena por 9 días de salarios impagos correspondientes a noviembre del 2009, así como tampoco a los rubros de fin de año, canasta en tickets, efectivo y partida extraordinaria. No hay duda que corresponde amparar estos rubros por la sencilla razón de que no fueron objeto de específica controversia por las co-demandadas en sus contestaciones, en las que guardaron absoluto silencio respecto de los mismos, allanando a su condena por los montos liquidados en la demanda. Por otra parte, surge de autos que la Comisión de Apoyo liquidaba del 21 al 20 del mes siguiente, correspondiendo así los últimos a los generados entre el 21 de octubre y el 20 de noviembre, lo que determina que resten 9 días trabajados y no cobrados tal como sustenta la coactora. III) Se analizarán los agravios de ASSE (Fs. 595-597 vto.). III.1 Respecto al agravio por la desestimatoria de la excepción de falta de legitimación pasiva interpuesto por la dicha co-demandada , el Tribunal entiende siguiendo al Dr. Enrique Véscovi, que la misma es la consideración especial en que tiene la ley, dentro de cada proceso, a las personas que se hallan en una determinada relación con el objeto del litigio y en virtud de la cual, exige que para que la pretensión de fondo pueda ser examinada, que sean dichas personas las que figuren como partes dentro de tal proceso. La legitimación se resuelve, pues, en una situación determinada: posición del sujeto frente al objeto. Es ajena a la condición de parte, y deriva de la situación o relación sustancial (cfr. ???Derecho Procesal Civil???, tomo II ED. 1974 pág. 162; sentencia de la Suprema Corte de Justicia Nº 914 de 21.10.1996 N en ???Anuario de Jurisprudencia Laboral??? Años 1996-1997, c. 1207). Asimismo la jurisprudencia sostuvo que: ???la legitimación pasiva, es un presupuesto material imprescindible, cuya inexistencia impide el estudio sobre el fondo de la litis. Dicha legitimación se define en la titularidad activa o pasiva de la relación sustancial objeto de una controversia. Es por ello, que los sujetos que la integran deben tener una determinada relación con el objeto del proceso, y por lo tanto revestir la titularidad jurídica sustancial que los habilita a ser partes en el mismo, así como destinatarios de una sentencia de fondo, sea de amparo o rechazo de la pretensión (Véscovi, Derecho Procesal Civil, tomo I pág. 497)??? (Sentencia Nº 5 de 16.2.2005 del Juzgado Letrado del Trabajo de 4º Turno, Dra. Corrales, según caso Nº 461, ???Anuario de Jurisprudencia Laboral??? Año 2005, págs. 207-208) (Conf. caso Nº 301 ???Anuario de Jurisprudencia Laboral??? Año 2008 págs. 203-204). Ahora bien, analizando la evolución del instituto, encontramos que la denominada Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) es actualmente un Servicio Descentralizado, con personería jurídica propia y de naturaleza privada, que se relaciona con el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Salud Pública. A su vez, la Comisión de Apoyo de Programas Asistenciales Especiales de la U.E. 068 de A.S.S.E., fue creada de acuerdo a la Resolución Ministerial n° 312 de fecha 16 de junio de 1993, conforme lo previsto por el art. 82 de la Ley 16.002, a lo que debe agregarse el art. 149 de la Ley 16.170 y 396 de la Ley 16.736 y Decreto 193/000, por lo que, goza de personería jurídica y presupuesto propio, regulándose por el derecho común (art. 765 inc. 3 Ley 16.736). Tiene como cometido el mejoramiento de la gestión de áreas hospitalarias, sus miembros integrantes son honorarios, no tiene fines de lucro, no presta servicios de salud directamente, sino que apoya la gestión hospitalaria de la unidad ejecutora en cuestión, siendo su deber celar por los fondos públicos que se les transfiere y obtener niveles de prestación de salud equiparable a los servicios privados. Por consecuencia, no debe soslayarse a la hora de emitir opinión, que la Comisión de Apoyo reconoce su origen en la necesidad de mejorar la gestión hospitalaria en los centros de tratamiento intensivo a fin de alcanzar el nivel que se advertía en las instituciones privadas, extendiéndose luego a distintos proyectos del área asistencial ???incluyendo el de las técnicos radiólogos como la actora- debiendo tenerse presente que la Comisión no presta servicios en forma directa, sino que, como viene de decirse, apoya la gestión hospitalaria de la unidad ejecutora en cuestión, aplicando para ello fondos públicos. El art. 396 de ley 16.736 habilitó la transferencia de recursos económicos a las Comisiones de Apoyo (ASSE) los cuales deberán ser ejecutados bajo la supervisión del Director de cada unidad ejecutora (Hospital). Cabe inferir de lo expuesto, que la situación de autos se acerca a una eventual hipótesis de empleador complejo, compartiéndose la argumentación de a-quo, que no se enervada por los agravios esgrimidos por ASSE, pues que sean la Comisión y ASSE dos órganos distintos e independientes, no obsta a que integren un supuesto de empleador complejo. Sobre el punto se comparten los siguientes conceptos vertidos por el T.A.T de 2° turno en sentencia N° 511/2012 en un caso similar al que nos ocupa: ???Sobre el agravio por entenderse que en el caso las codemandadas constituyen un empleador complejo, la sala entiende que no asiste razón a la recurrente, ya que la sentencia concluye correctamente que estamos ante la figura del empleador complejo.- A manifestado este Tribunal ???lo que interesa a juicio de la sala y conforme a la opinión jurídica recibida al respecto, es que para configurar dicha complejidad de empleador importa la dependencia concomitante del trabajador respecto de más de una empresa: no la vinculación que estas mantuvieran entre si.???- ???Según lo entendió esta Cámara, la dependencia directa del trabajador de su empleador, no se determina exclusivamente por la contratación inicial sino por el relacionamiento ulterior que apareciere realmente subordinado al mismo a determinada persona. Habiéndose constatado que el trabajador contrata con determinada empresa que le indica destino y salario, pero realizándose el trabajo en y para otra empresa y bajo las órdenes de ésta, en consecuencia, para la sala ???son responsables cada uno por el todo.??? (Sentencia Nº 50 de 6/2007 de este Tribunal).- La sentencia recurrida analiza la prueba obrante en cuanto a la instrumental y a su vez la testimonial de foja 1938 a 1941 vuelto y concluye que se trataba de un empleador complejo donde la Intendencia de Montevideo fomentaba la prestación de servicios de salud a las zonas más carenciadas de la Ciudad, ya sea directamente en algunos casos o a través de Convenios de donaciones modales con ONG, pero que ejercía un verdadero poder de contralor, dirección y pago (foja 1942).- Se coincide con las conclusiones a las que arriba el magistrado de primer grado, que analizó y valoró adecuadamente la prueba según artículo 140 del Código General del Proceso.- Afirma el Dr. Alejandro Castello: ???El empleador complejo. En los últimos años la jurisprudencia laboral uruguaya ha comenzado a elaborar una nueva noción: la de empleador complejo. Si bien sus contornos son aún poco definidos puede afirmarse que se trata de una figura afín pero distinta a la de ???conjunto económico??? y se derivaría o vincularía con el instituto de la personería laboral del empleador, convergen la Teoría del Conjunto Económico, la de empleador complejo y otras formas análogas.- Cabe recordar que según la noción de personería laboral del empleador creada por la jurisprudencia uruguaya se entiende que el Derecho Laboral tiene suficiente autonomía como para otorgar personería laboral a determinadas realidades, y pueden también descartar dentro del campo laboral privándola de efectos, la personería derivada de otras ramas jurídicas.- El concepto de empleador complejo se ha aplicado en supuestos en los que existe una pluralidad de empresas que organizan, dirigen y se benefician simultáneamente de los servicios de un trabajador, pero que en principio carecen de lazos de dependencia entre sí y no están sometidas a un mismo centro de dirección, lo que las aleja de la figura de conjunto económico.- Uno de los casos en que la jurisprudencia ha utilizado el concepto de ???empleador complejo??? es en el suministro de mano de obra. También el Tribunal de Apelaciones de Segundo Turno ha utilizado la noción de ???empleador complejo??? aplicándola a un caso en que el trabajador se desempeñó en forma sucesiva e ininterrumpida para dos empresas que tenían el mismo giro comercial, utilizaron el mismo local, la misma clientela, idéntico mobiliario y a su frente se encontraba la misma persona.- En el estado actual del pensamiento solo puede endilgarse que con esta nueva noción la jurisprudencia pretendería responsabilizar solidariamente a todas las empresas que aún no siendo formalmente del trabajador son receptores y usuarios de los servicios que este cumple.- Frente al trabajador todas las empresas que lo ordenan e instruyen se exteriorizan como empleadores y tienen atributos propios de esta figura, lo que determina que pueda hablarse de empleador plural o complejo??? (Responsabilidad solidaria en el derecho del trabajo??? páginas 125 ??? 126 Fundación de Cultura Universitaria).- Y aplicando estos conceptos al caso de autos, de la prueba producida y que bien valora la sentencia recurrida de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 140 del Código General del Proceso, se acreditó que ASSE controlaba en forma directa la actividad de los actores y se beneficiaba de la misma- Asimismo surge acreditado que ASSE designó a los integrantes de la Comisión de Apoyo, como que el principal recurso financiero de la misma es brindado por el Ministerio de Salud Pública a través de ASSE y esta contrata, selecciona el personal que se desempeña en los hospitales y la dirección de los mismos efectúa el control y dirección de su trabajo, en igual condición que lo hace la Comisión de Apoyo, todo lo que hace que se tenga por cierta la existencia de un empleador complejo, por lo que se rechaza el agravio a su respecto.??? III.2 La codemanda ASSE también agravia porque se hubiere desestimado la caducidad establecida en el art. 39 de la Ley N° 11.925 que interpusiera. El art. 39 de la Ley N° 11.915 del 27.3.1953, reza: ???Todos los créditos y reclamaciones contra el Estado, de cualquier naturaleza u origen caducarán a los cuatro años, contados desde la fecha en que pudieron ser exigibles.- Esta caducidad se operará por períodos mensuales. A los efectos de la aplicación de este artículo, deróganse todos los términos de caducidad o prescripción del derecho común y leyes especiales, con la única excepción de los relativos a las devoluciones y reclamaciones aduaneras que seguirán rigiéndose por las leyes respectivas.??? Ahora bien, al tratarse de una relación laboral regida por el derecho privado, asiste plena y total razón a la a-quo en cuanto a que las citadas normas no son aplicables, pues regiría el régimen específico de la prescripción establecido para este tipo de relaciones por la Ley 18.091, lo que conlleva a desestimar estos agravios. III.3 Si le asiste razón a la codemandada ASSE en cuanto refiere que al momento de eventualmente abonarse por parte de la demandada los rubros objeto de condena, deberán retenerse los descuentos legales para hacer las aportaciones correspondientes a los organismos tributarios y previsionales. IV) corresponde analizar los agravios codemandada COMISION DE APOYO (fs. 604-606). IV.1 La parte codemandada Comisión de Apoyode Programas Asistenciales Especiales de UJ 68 de ASSE, se agravia porque se hizo lugar a la pretensión esgrimida, estimando que les asistía razón a los actores cuando pretenden que se les remunere según el laudo del Grupo 15 en tanto se desempeñan en la salud y no según el Grupo 20, ya que entiende que no es competencia de la Sede Judicial determinar el Grupo de Actividad al que se pertenece, sino que esto es competencia privativa en vía administrativa del Poder Ejecutivo-M.T.S.S., no correspondiendo que la Sede invada o violente competencia de otro Poder del Estado. También se agravia el que la sentencia no pondere en debida forma la relación estatutaria de su representa conforme a las particularidades de su naturaleza, todo de acuerdo a Convenios Colectivos suscriptos en legal forma, que son los que reglan y determinan el Grupo aplicable, así como retribuciones, porcentajes de nocturnidad, días de licencia reglamentaria, etc. Sustancialmente, el agravio se finca en el hecho que durante todo el período reclamado se acordaron múltiples aumentos de salarios y convenios colectivos, sin que en ninguna de dichas oportunidades el Sindicato representativo de los trabajadores planteara discrepancias salariales u otro reclamo laboral. Se afirma por la insurgente que de prosperar el criterio sustentado por la recurrida no existiría seguridad jurídica alguna; ni tendría razón de ser que celebren luego de arduas negociaciones Convenios Colectivos con el Sindicato, quien comparece debidamente asistido y ante el órgano competente, la DINATRA, que los homologa, para luego ser desconocidos y demandarse de todos modos. Sostiene que la prueba de autos no fue debidamente valorada por la sentenciante, no habiendo la parte actora probado uno solo de sus dichos. Concluye que por lo expuesto, nada se le adeuda por los rubros que se reclaman. Ahora bien, la demandada, tal como ha hecho en otros juicios similares, no estableció en su contestación como hubiere correspondido cual era el convenio que a su criterio regulaba la situación específica de cada uno de los rubros reclamados por los coactores, en lugar de limitarse a hacer una referencia genérica de su supuesta existencia y solicitar la remisión de los que específicamente celebrara en la DINATRA, pero obviando que pueden haber otros convenios del Grupo 20 que son aplicables y en base a los mismos se suscitaron reclamos por parte de AFASSE, sindicato que representa a los funcionarios dependientes de las Comisiones de Apoyo, en cuyas negociaciones en algunos casos se celebraron algunos de los convenios agregados, lo que como ya estableciera en un caso similar en sentencia Nº 230/2012 del 29.8.2012, el T.A.C. de 6° Turno, resulta incompatible con la colaboración que corresponde a quien se halla involucrado en la selección y precisión de la normativa que considera aplicable. A criterio de la Sala, y compartiendo los argumentos desplegados en Sentencia 300/2009 de la Suprema Corte de Justicia, la categoría a la que pertenece el sector, conforme a los Grupos de actividad de los Consejos de Salarios, son de neto resorte del Poder Ejecutivo ??? MTSS, y la Comisión de Apoyo está categorizada en el entonces Grupo 42, hoy Grupo 20 y no en el 15. Pero aun cuando le asista razón a la recurrente en cuanto a que la empleadora pertenezca al Grupo 20, no podemos soslayar que como por otra parte también se señala en la sentencia recurrida, rige para el mismo el Decreto 436/2006 del 20.11.2006, que además de establecer las categorías del referido Grupo 20, expresamente prescribe en su art. IX, que para los cargos que no estén contemplados en las mismas y referidas a funciones, entre otras, de la salud, serán remunerados de acuerdo a lo fijado por los grupos de Consejos de Salarios correspondientes a dichas actividades. Los Convenios agregados, refieren a temas diversos a los ventilados en autos, por lo que, como ha establecido la jurisprudencia en otros casos similares, se puede aplicar la normativa que invoca sin que se les entienda violentados, lo que es objeto de agravio por la recurrente. De acuerdo a lo expuesto, en cuanto al mérito de la cuestión, el punto que divide a las partes y se basa la recurrencia se centra en la determinación de las disposiciones normativas aplicables al caso, lo que obliga a la Sala a examinar la justificación del fallo y, en particular, a revisar la elección de la normativa realizada (arts. 143, 197 y 198 CGP, principio iura novit curia). Ya se ha expresado que la normativa eventualmente emanada de los distintos convenios colectivos, aplicable al caso en la posición de la demandada, fue expuesta por esta de manera general sin precisarlos en la demanda uno por uno como corresponde para cada rubro reclamado y los mencionados instrumentos de regulación fueron aportados al proceso mediante prueba por informe remitida por el M.T.S.S. que se agregada de fojas 205 a 233, pero limitada a los convenios específicamente celebrados con AFASSE, no estando todos los que regulan el Grupo 20, pese a que la propia recurrente entiende con acierto que lo integra. Analizando esos convenios colectivos remitidos por el M.T.S.S. nos encontramos que: - Con fecha 1° de septiembre de 2003 la Comisión de Apoyo de Programas Asistenciales Especiales de ASSE y AFASSE comparecieron ante la DINATRA a efectos de celebrar convenio de aumento de salarios a partir del 1° de enero de 2003, lo que con posterioridad reiteran en otras oportunidades, el 9.2.2004, el 30.7.2004, el 26.1.2005, el 4.8.2005, 21.8.2006 y 8.12.2008. - Con fecha 10 de noviembre de 2003 las partes acuerdan mediante Convenio Colectivo: ???incidencia de nocturnidad??? generada desde el 1.8.2000 hasta el 1.5.2003 en los rubros jornal de licencia y salario vacacional. También acuerdan ???redistribución de la carga horaria mensual???, partiendo de la realidad del multiempleo que tienen los dependientes de la Comisión de Apoyo y la prestación de servicios que realizan en atención al principio de primacía de la realidad, por lo que, vienen a convenir la redistribución de la carga horaria mensual que le corresponde a cada operario en jornada de labor de hasta 24 horas diarias estableciendo que no se considera hora extraordinaria ni conlleva su pago incremento legal alguno las que no superen la carga mensual objeto del contrato laboral y de acuerdo a las normas legales. - El 1° de octubre de 2004 las partes acuerdan mediante Convenio Colectivo: ???descanso adicional compensatorio??? y ???horas extras??? respecto a ???chofer???, ???enfermero??? y en su caso ???chofer-enfermero???. - Con fecha 8 de junio de 2006 se sumó mediante Convenio Colectivo: ???descanso adicional compensatorio??? y ???horas extras??? respecto al ???personal dependiente de enfermería domiciliaria y traslados especializados???, el que es sustituido por Convenio Colectivo del 10.4.2012 en el cual se establece el salario para la categoría auxiliar de enfermería del servicio de enfermería domiciliaria de la UE 105 de ASSE, retroactivo al 26.9.211, se deja sin efecto para este servicio lo acordado por el citado anterior convenio en relación a la compensación de descansos intermedios, manteniéndose el convenio del 8.6.2006 para el resto de los servicios alcanzados. - El 30 de agosto de 2006 las partes acuerdan mediante Convenio Colectivo: ???jornada de labor no mayor de 3 horas y por un plazo máximo de hasta doce meses a contar del nacimiento??? exclusivamente al ???personal dependiente femenino en estado de gravidez???; y por Convenio Colectivo de fecha 2 de marzo de 2007, se amplió su alcance al ???personal femenino dependiente suplente que haya trabajado los doce meses previo al nacimiento de su hijo?????? - El 18 de octubre de 2006 por Convenio Colectivo ???descanso adicional compensatorio??? y ???horas extras??? respecto al ???personal dependiente telefonistas y radio operadoras del Centro Coordinador de CTI??? y finalmente, con fecha 23 de julio de 2007 las partes acuerdan mediante Convenio Colectivo: ???incremento de valor hora para telefonistas y radio operadores??? de la Mesa Central de Comunicaciones de la Red de Atención de Primer Nivel del MSP. - El 2.6.10 arriban a un Convenio Colectivo aplicable al personal de Radiología e Imagenología, esto es a Licenciados, Técnicos, Auxiliares de Radiología y Auxiliares de la Cámara Oscura de todos los centros del departamento de Montevideo, sobre el horario de trabajo y remuneración, régimen para estudiantes, descompactación, compromiso funcional, comisión y un régimen transitorio, prorrogado por Convenio del 10.11.10. Ahora bien, de la lectura de los referidos Convenios Colectivos surge que ninguno refiere específicamente a la retribución del valor hora o sueldos de las categorías de los actores, pues el único previsto específicamente para auxiliares de enfermería, el del 10.4.2012, lo limita al Servicio de Enfermería Domiciliaria de la U.E. 105 de A.S.S.E., no habiéndose invocado, ni demostrado que alguno de los actores se desempeñara en este. Por ende, si por el Decreto 436/2006 del 20.11.2006, rigen las retribuciones del Grupo 15, no habiendo Convenios Colectivos que refieran a las mismas, deben aplicarse los valores jornales horas y sueldos establecidos para las mismas, así como sus respectivos porcentuales de aumentos reclamados en autos. La parte demandada, no acreditó por otra parte que hubiere otorgados aumentos mayores o que abonara salarios superiores. Lo expuesto conlleva entonces que deba confirmarse la condena al pago de las diferencias salariales dispuesto en el grado anterior. Los acuerdos transaccionales regulados en algunos de los Convenios Colectivos agregados (donde se reconoce no adeudarse nada) lo fueron exclusivamente con el alcance objetivo a beneficios o compensaciones y subjetivo a categorías, siempre especificadas en los respectivos acuerdos, sin vocación abdicativa universal alguna respecto de las diferencias salariales por jornales hora o sueldos reclamados por los coactores. Esto es importante, pues si bien es posible la renuncia colectiva de anteriores beneficios no percibidos, la misma debe derivar de una voluntad inequívoca; y tratándose de rubros de naturaleza salarial, debe postularse como regla general que dicha renuncia debe ser expresa. Atento al principio de irrenunciabilidad concebido como la imposibilidad jurídica de privarse voluntariamente de una o más ventajas concedidas por el Derecho Laboral en beneficio propio, no parece posible postular una renuncia tácita por el mero silencio de las organizaciones de trabajadores, siendo, en estos casos, la valla infranqueable, el lapso prescriptivo del reclamo. Atendiendo a que en sus orígenes la finalidad de los convenios colectivos fue la defensa y mejoramiento de los intereses de los trabajadores, no parece posible que el mero silencio importe un desmejoramiento de dichos beneficios, traducido en la renuncia de los ya generados. En este punto, la voluntad colectiva para primar sobre la voluntad individual debió ser expresa, única forma de conferir a la negociación colectiva certeza, credibilidad y seguridad. Cabe finalmente tener presente que en la mayoría de los Convenios Colectivos celebrados entre las partes se incorporó un acuerdo transaccional cuya interpretación debe ser estricta, comprensivo únicamente de los objetos expresados general o específicamente en él o que, por una inducción necesaria de su palabras, deben reputarse comprendidos (art. 2159 C.C.). IV.2 También corresponde confirmar la condena al pago del complemento o compensación por trabajo en área cerrada o CTI previsto para el Grupo 15, pues el mismo no es objeto de regulación específica en el Grupo 20, desestimándose los agravios esgrimidos a su respecto. IV.3 Por el contrario, el Colegiado hará lugar a los recursos interpuestos por la condena al pago de los complementos de licencia anual reglamentaria, la compensaciones por antigüedad y la diferencia por nocturnidad, así como sus incidencias, pues tales como fueron reclamados por la parte actora resultan improcedentes, no corresponden, pues estando específicamente regulados para el Grupo 20, perteneciendo en principio la empleadora a este Grupo, a esta normativa debe estarse, pero se reclaman en base a la normativa del Grupo 15. La antigüedad para el Grupo 20 está específicamente regulada por el Decreto Nº 630/90, interpretado por convenio de acta de fecha 22 de octubre de 2007 ante la DINATRA, pero no se reclamó en base a este, lo que determina la improcedencia del reclamo pues fue computada, como está regulada para el Grupo 15. La nocturnidad prevista para el Grupo 20 está regulada por Decreto N° 3/87 publicado en el Diario Oficial del 27.2.1987, en la que se establece una compensación del 20%, por lo que, no se ha generado ninguna diferencia. Lo mismo ocurre con la licencia, pues para el Grupo 20 está regulada en 25 días anuales y no 30. Se comparte al respecto, el criterio postulado por la Sala Civil de 5° Turno, en sentencia N° 96/2011 del 27.7.2011 y por la Sala Civil de 6° Turno en sentencia N° 230/2012 del 29.8.2012, en cuando a que para las compensaciones previstas en los laudos o convenios del Grupo 20 en forma genérica, al estar comprendido dentro de este Grupo la empleadora rigen estos. Diferente es el caso del jornal-hora, sueldos y sus aumentos, así como la compensación por trabajo en CTI, que al no estar previstos en forma genérica, ni específica para la categoría de la coactores en el Grupo 20, debe entonces remitirse a las retribuciones de las categorías del grupo 15. V) No existe merito para la especial sanciones procesales en el grado. Por tales fundamentos, disposiciones legales citadas y artículos 197 y 198 del Código General del Proceso el Tribunal, FALLA: CONFIRMASE LA RECURRIDA EN CUANTO HACE A LA DESESTIMACIÓN DE LAS EXCEPCIONES DE FALTA DE LEGITIMACIÓN PASIVA Y CADUCIDAD INTERPUESTAS POR LA CODEMANDADA ASSE, ASÍ COMO POR LA CONDENA A LAS DIFERENCIAS DE SALARIOS Y COMPENSACIÓN POR ÁREA CERRADA O TRABAJO EN C.T.I., Y REVÓCASELA EN CUANTO CONDENA AL PAGO DE COMPENSACIÓN POR ANTIGÜEDAD, COMPLEMENTO DE LICENCIA Y DE DIFERENCIAS POR NOCTURNIDAD, Y SUS INCIDENCIAS, COMO ADEMÁS DEBE PRECISARSE QUE CORRESPONDE RETENER DE LAS SUMAS NOMINALES OBJETO DE CONDENA LOS PORCENTUALES CORRESPONDIENTES A LOS APORTES PREVISIONALES E IMPOSITIVOS PARA VERTERLOS A LOS ORGANISMOS CORRESPONDIENTE. TAMBIÉN SE AMPARA AL RECURSO DE APELACIÓN INTERPUESTO POR LA CO ACTORA SRA. MARÍA CRISTINA MURU Y EN SU MÉRITO CONDENASE A LAS CODEMANDADAS EN FORMA SOLIDARIA A ABONARLE LOS CRÉDITOS QUE RECLAMA POR 9 DÍAS DE SALARIOS IMPAGOS, CANASTA DE TICKETS, EFECTIVO Y PARTIDA EXTRAORDINARIA DE CONFORMIDAD CON LA LIQUIDACIÓN QUE REALIZA EN LA DEMANDA. SIN ESPECIALES SANCIONES PROCESALES EN EL GRADO.Y DEVUELVASE. DR. JOSE ECHEVESTE COSTA. MINISTRO PRESIDENTE. DRA. RITA PATRÓN. MINISTRA. DR. ADOLFO FERNÁNDEZ DE LA VEGA. MINISTRO. ESCRIBANO. ROBERTO FERNANDEZ OLIVERA SECRETARIO I. MONTEVIDEO,28 de agosto de 2013. Este documento es un testimonio del documento original. Esc. Roberto Fernández Olivera SECRETARIO I ABOG - ESC .

read more →